CRECIMIENTOUn espacio que nos ayuda a entender cómo funcionamos emocionalmente, aprendiendo el por qué y el para qué de nuestro día a día. Cada semana abordamos un tema diferente, atendiendo las necesidades específicas de los asistentes. Ejem.: Juicio, la Muerte, el Ego, la Humildad, el Perdón, la Ira, la Caridad, el Enfado, la  Amistad, el Amor, etc.

Están orientados al desarrollo de las propias potencialidades mediante un aumento de grado de conciencia. En definitiva, reconocer nuestras propias necesidades y querer lo mejor para nosotros mismos. Detectar creencias y pensamientos  auto limitadores.

Crear “experiencias emocionales correctivas”, que ayuden a reelaborar y asimilar, en circunstancias más favorables situaciones emocionales que no se han podido manejar en el pasado y que ayuden a modificar el modo de percibir la realidad, dándonos una oportunidad, para comenzar a emprender determinadas acciones y cambios en la vida, que llevarán a conseguir metas y objetivos, conectados con la verdadera necesidad de cada persona.

El crecimiento interior forma parte de nosotros desde el comienzo, con cada experiencia que se nos ha presentado en la vida.

Han sido oportunidades, pruebas, con las cuales poder manifestar nuestra fuerza interior, nuestras capacidades y todos los acontecimientos que hemos vivido son parte de ese aprendizaje. Cada uno de ellos ha sido lo que nosotros necesitábamos  experimentar en ese momento de nuestra vida, para ser conscientes de nuestra evolución, para aprender de ello y para hacer algún cambio que nos llevara a mejorar como personas, a ver los acontecimientos de manera más positiva, siendo más optimistas, siendo conscientes de todo lo bueno que nos ha pasado y de todos los cambios que hemos creado con cada una de las vivencias que a priori parecían un problema y que, en cambio nos han dado la oportunidad de actuar con más conciencia y más conocimientos.

En el momento en el que gestionamos un conflicto de la manera correcta no se vuelve a presentar y además se manifiestan unos cambios en nosotros y en nuestras vidas que nos hacen sentir más realizados, en equilibrio emocional.

Las clases de crecimiento interior te aportan la información y la comprensión que te lleva a reconocer en ti los pensamientos, hábitos y actitudes que te generan conflictos y bloqueos, y te muestran la capacidad que tienes para rectificarte y gestionarlos de forma positiva.También te ayudan a comprender que eres tú el único responsable de tus actos y de hacer los cambios que en ti te lleven a ser mejor como   persona, siendo más feliz cambiando lo que sucede en tu vida.

Aquellos cambios que creas en ti, tu entorno lo nota y se beneficia de ellos. Todo lo que cultives en tu mundo interior, florecerá en tu mundo exterior, de ahí la importancia, de sembrar en nosotros las mejores semillas, y estar atentos en arrancar la “maleza” que también crece dentro y nos impiden avanzar en la vida y SER FELICES, dándole el mejor sentido, con el mejor desempeño.